Indeterminado


Still Alive

<Aunque los años pasen, no apagaran mi voz>

Seguramente poca gente (o ninguna) se haya percatado de este ligero parón y semi-abandono desde mi última entrada allá a finales de enero, aunque aún así quisiera aclarar que aquí sigo. Igual de inquieto que siempre, con mucho de lo que hablar y que compartir, con mi creatividad en su punto álgido… pero con poco tiempo para dedicarle a mi rincón.

Siempre he pensado que un blog es algo muy difícil de cuidar y de mantener… sobre todo cuando no tienes a nadie que te anime y espolee a mantenerlo activo. Se que hay gente que me lee de forma casual, y que se molestan en leer casi todas las chorradas que vuelvo en este rincón ciberespacial… pero vamos que tampoco es que las echen de menos cuando faltan o se retrasan.

Aun así, este rinconcito si es importante para mí (aunque no lo sea para nadie más)… y mientras tenga un teclado y una conexión a internet a mano trataré de mantenerlo vivo y coleando.

Porque mi cerebro bulle de actividad, de pensamientos y de reflexiones (tan dispersas a veces como acertadas e interesantes en otras)… y en algún sitio tengo que volcarlo todo.

Atentos en los días próximos, que con unas elecciones autonómicas a tiro de piedra algo importante habrá de lo que hablar.

Mientras tanto, a disfrutar de un temazo de Dorian

#Besitos

<Se que aprendiste a escribir versos cuando empezaste a sumar inviernos>

Palos de Ciego

< ¿Y qué vas a hacer?… gritar lo más alto que puedas>

Hoy no escribo yo… hoy dejo que Mikel Izal hable por mí :)

Mientras tanto yo seguiré dando palos de ciego al aire, luchando para superar esta espera… sacando la cabeza del agua para respirar, y buceando para buscar mi recompensa…

Cambios de vida, de ritmo y maneras,
recuerdos de días que ya no nos quedan,
testigos de incendios llamando a tu puerta,
¿y que vas hacer? Correr, lo más rápido que puedas.

Quedan tan lejos aquellas escenas,
de patios, de vidas, de juegos de guerra,
de no saber, de no pensar,de no importar, de ver estrellas,
¿y que vas hacer? Gritar, lo más alto que puedas,
mientras el mar seguirá sus tareas,
lanzándonos vientos del norte, lamiendo mareas
la lluvia pasó y ha dejado su olor en la tierra,
¿y que vas hacer? Volver, a ser el que eras.

Seguiremos dando palos de ciego al aire,
luchando para superar esta espera,
sacando la cabeza del agua para respirar,
buceando para buscar nuestra recompensa.
Seguiremos dando palos de ciego al aire,
luchando para superar esta espera,
sacando la cabeza del agua para respirar,
buceando para buscar nuestra recompensa.
Seguiremos dando palos de ciego al aire,
luchando para superar esta espera,
sacando la cabeza del agua para respirar,
buceando para buscar nuestra recompensa.

Seguiremos dando palos de ciego al aire
seguiremos dando palos de ciego al aire
seguiremos dando palos de ciego al aire
seguiremos dando palos de ciego al aire

<¿Y qué vas a hacer?… volver a ser el que eras>

The End

<Ya ha comenzado la cuenta atrás se acabará…>

Quedan horas para cerrar el año y abrir el próximo… y como todos los años este último día es tradición hacer evaluación de todo lo que ha pasado en los últimos 364 días.
De comparar nuestras vidas aquel pasado 1 de Enero con las de este 31 de Diciembre… de tachar de la lista esos propósitos de año nuevo cumplidos, subrayar los no cumplidos, y añadir a lápiz unos cuantos para el año que viene.

Digamos que ha sido un año “completito” con miles de cosas buenas y millares de cosas malas… un año que, a ratos y en algunos aspectos, ha navegado un poco a la deriva.
Un año de viajes y escapadas, un año muy musical y repleto de conciertos (cosa que espero repetir en el próximo), un año de sorpresas (algunas buenas y otras no tanto), un año en el que gente muy especial se coló en mi vida para quedarse, y alguna que otra que tal y como entró salió huyendo (aunque dejara una huella imposible de borrar), un año de visitas desde el mediterráneo y desde islas perdidas en el lejano atlántico, de proyectos inacabados y en el aire para el próximo, de algunas promesas cumplidas y otras que nunca lo harán, de amores (y desamores) fugaces, de risas y también de lagrimas…

Lo cierto es que no puedo quejarme del todo (aunque es mi naturaleza hacerlo)… y recapitulando ha sido un año bastante apasionante y que puede servir como base para construir el próximo.

Quedan muchas cosas en el tintero (y es que siempre me falta tiempo), pero llegó la hora de despedirse… así que

ADIÓS 2014
HOLA 2015

< Plácidos, ingrávidos, tan esplendidos, tan románticos… tan rápidos,
tan fáciles, tan intrépidos, tan imbéciles… que se marcharan>

<… yo estaba esperando que cantes mi canción>

Se que esta es una entrada un poco menos profunda de lo habitual… todo el mundo sabe que este verano está siendo de los más calurosos (y calientes jeje) de los últimos años… pero es que… ¡hace tanto calor!.

En la playa te asas, en casa te asas (salvo en el salon con el aire acondicionado)… durante el dia te asas, por la noche te asas (barbacoas en la calle sin camiseta y mojitos refrescantes incluidos). Efecto invernadero, sobredosis de rayos ultravioleta, sudor y ropas pegajosas.

Una ducha y dos o tres remojones al día para mantener la temeratura corporal medianamente estable… y eso sin contar que a más calor menos ropa, y a menos ropa en los cuerpos de alrededor más calor (la serpiente que se muerde la cola).

Me gusta el verano… pero alguna noche de esas que te tienes que poner la sudaderita no vendria nada mal.

Y encima de todo con tanto calor no hay ganas ni inspiración para hablar de las cosas que realmente preocupan y merecen la pena… lo dejo para la próxima entrada de la que adelanto al menos el título… –> “Rebobinado Emocional” <–

<¡… y hagamos el amor en el balcón!>

<Chungoróscopo del día…>

Así me gustan a mi los días… con pésima perspectiva y sin espectativas salvo que venga lo peor. Amor zero, felicidad zero, dinero zero… conjunción del peor de los peores. ¿Como se supone que debe plantearse el inicio de la jornada con tamaña predicción a las espaldas?.

Hay dias buenos y días malos… y entre el blanco y el negro los grises. ¿Si estuviera en mi mano preferiría un dia blanco y un dia negro alternativos o una sucesión de días grises?. Pues no sabría responder… aunque afortunadamente ni está en mi mano ni todos los días son 100% buenos ni 100% malos… y que los astros digan lo que quieran.

Y venga lo que venga… siempre me quedará mi cómica reacción ante los acontecimientos menos favorables con los que me intenta aplastar el destino (si es que existe). Además… me da a mi que los peores días que podría haber tenido en mi vida ya los he pasado… y sobrevivo.

Menos mal que dicen por ahí que esto de la astrologia, zodiacos y predicciones es todo mentira… y pase lo que pase “my plug baby crucifies my enemies when i’m tired of giving”.

<My plug in baby… in unbroken virgin realities>

<Tan mágico como el fuego mojado como o el agua ardiendo…>

Cuando somos pequeños creemos fielmente en que la magia existe, una serie de acontecimientos inexplicables a los que solo podemos definir con una palabra que resulta tan abstracta e inexplicable como el propio acontecimiento… es magia.

Bien, pues casi todo lo que creemos mágico en esa etapa de nuestras vidas no es más que una ilusión, un ilusionismo, un engaño, un montaje… una manera que tienen los adultos de evitarse una explicación o de “darnos coba”. Conforme nos vamos haciendo mayores nos vamos dando cuenta y poco a poco dejamos de creer en la magia.

Pero más allá del “cobeo” de los demás, de los trucos de un ilusionista, de lo que no comprendemos y no nos quieren explicar… la magia existe. Aparece por momentos en nuestra vida, solo apreciable por una mente despierta y por unos ojos que quieran ver, unos oidos que quieran escuchar, un corazón que quiera sentir.

La magia es  pensar en una canción y que la radio la ponga inmediatamente después, es coger el telefono para llamar a una persona y que aparezca ahí porque te estaba llamando en ese mismo instante, es llegar a Santiago de Compostela después de diez dias haciendo el Camino y que un músico callejero esté tocando con su semidestrozada guitarra “Imagine” de John Lennon (experiencia personal autentica)… magia es la sensación que tienes al salir de una pelicula que te ha gustado mucho, es decir la misma frase que otra persona justo a la vez… magia es un beso de verdad… magia es un orgasmo compartido en la misma fracción de segundo… es una puesta de sol que tiñe de naranjas el castillo donde planeas dormir en una ruta por la sierra, es a donde vas mientras lees y el mundo real desaparece ante ti… magia es sentir una pequeña descarga eléctrica cuando rozas a una chica que te gusta… magia es lo que ves/oyes/sientes mientras sueñas…

La magia está por todas partes… solo hay que estar preparado y ser receptivo para tocarla, sentirla y disfrutarla…

<Cambio REALIDAD por MAGIA… razón aquí>

Virus

<Algo tan pequeño pero tan letal…>

Probablemente esta entrada de mi blog no será de las más cuidadas en lo que al lenguaje o a los fallos ortográficos se refiera, pero entendereis que es algo totalmente justificable. En estos momentos veo la pantalla semiborrosa, me duelen las falanges de mis dedos al teclear, y dentro de mi cabeza resuena un cntinuo pumpumpum como si de tambores africanos se trataran. En resumen, me encuentro atacado por un terrible virus.

Es curioso como reacciona el cuerpo a la invasión… se pone automaticamente en “servivios mínimos”, haciendo dificultoso incluso ir a la cocina a por un vaso de agua, los huesos y músculos duelen como si hubieses sido víctima de una brutal paliza a manos de boxeadores profesionales (quizá para obligarte a mantenerte quietecito mientras sanas), y eres capaz de dormir unas 15 o 16 horas al día.

Otra cosa que siempre me ha llamado la atención es: ¿por qué cuando te está subiendo la fiebre sientes un taladrante frio recorriendo cada centimetro de tu cuerpo?… ¿y por qué es bueno sudar?… será bueno, pero es un tanto asqueroso la verdad.

Al menos esta fase de enfermedad me ha hecho descubrir algo positivo, y es la empatía que tiene hacia mí mi fiel perro Merry… cuando en los peores momentos no se mueve de mi lado, como si su mera presencia me diera fuerzas… y lo cierto es que si me las dá. Es algo fascinante como un animal puede estar tan ligado a las emociones y los males de su dueño, y como trata de ayudar a su manera. Ojalá las personas fueran así… tenemos mucho que aprender de los animales.

Bueno, despues de vagar con mis escritos un poco sin sentido vuelvo a mi sofá… a esperar a que mis males desaparezcan pronto… que tengo muchas cosas que hacer y poco tiempo para perder.

illness

<Que este estado dure lo menos posible…>

Página siguiente »