<… yo estaba esperando que cantes mi canción>

Se que esta es una entrada un poco menos profunda de lo habitual… todo el mundo sabe que este verano está siendo de los más calurosos (y calientes jeje) de los últimos años… pero es que… ¡hace tanto calor!.

En la playa te asas, en casa te asas (salvo en el salon con el aire acondicionado)… durante el dia te asas, por la noche te asas (barbacoas en la calle sin camiseta y mojitos refrescantes incluidos). Efecto invernadero, sobredosis de rayos ultravioleta, sudor y ropas pegajosas.

Una ducha y dos o tres remojones al día para mantener la temeratura corporal medianamente estable… y eso sin contar que a más calor menos ropa, y a menos ropa en los cuerpos de alrededor más calor (la serpiente que se muerde la cola).

Me gusta el verano… pero alguna noche de esas que te tienes que poner la sudaderita no vendria nada mal.

Y encima de todo con tanto calor no hay ganas ni inspiración para hablar de las cosas que realmente preocupan y merecen la pena… lo dejo para la próxima entrada de la que adelanto al menos el título… –> “Rebobinado Emocional” <–

<¡… y hagamos el amor en el balcón!>