Virus

<Algo tan pequeño pero tan letal…>

Probablemente esta entrada de mi blog no será de las más cuidadas en lo que al lenguaje o a los fallos ortográficos se refiera, pero entendereis que es algo totalmente justificable. En estos momentos veo la pantalla semiborrosa, me duelen las falanges de mis dedos al teclear, y dentro de mi cabeza resuena un cntinuo pumpumpum como si de tambores africanos se trataran. En resumen, me encuentro atacado por un terrible virus.

Es curioso como reacciona el cuerpo a la invasión… se pone automaticamente en “servivios mínimos”, haciendo dificultoso incluso ir a la cocina a por un vaso de agua, los huesos y músculos duelen como si hubieses sido víctima de una brutal paliza a manos de boxeadores profesionales (quizá para obligarte a mantenerte quietecito mientras sanas), y eres capaz de dormir unas 15 o 16 horas al día.

Otra cosa que siempre me ha llamado la atención es: ¿por qué cuando te está subiendo la fiebre sientes un taladrante frio recorriendo cada centimetro de tu cuerpo?… ¿y por qué es bueno sudar?… será bueno, pero es un tanto asqueroso la verdad.

Al menos esta fase de enfermedad me ha hecho descubrir algo positivo, y es la empatía que tiene hacia mí mi fiel perro Merry… cuando en los peores momentos no se mueve de mi lado, como si su mera presencia me diera fuerzas… y lo cierto es que si me las dá. Es algo fascinante como un animal puede estar tan ligado a las emociones y los males de su dueño, y como trata de ayudar a su manera. Ojalá las personas fueran así… tenemos mucho que aprender de los animales.

Bueno, despues de vagar con mis escritos un poco sin sentido vuelvo a mi sofá… a esperar a que mis males desaparezcan pronto… que tengo muchas cosas que hacer y poco tiempo para perder.

illness

<Que este estado dure lo menos posible…>