Los Cañamaque

<Ay tanguillo cascabelero>

Hace ya un par de semanas que comenzó oficialmente el carnaval 2009, con su pestiñá, su ostioná y su erizá, y poco después con las preeliminares del concurso de agrupaciones del Falla (nuestra casa de los ladrillos coloraos). No pretendo vender el carnaval de Cádiz (desde mi punto de vista y sin tratar de faltar al respeto al resto de carnavales importantes, inimitable e incomparable)… el carnaval de Cádiz se vende solo.

Hoy una entrada un poco para la gente de aquí… animo a todo el que pase por aquí a que la lea y opine… pero lo cierto es que el tema es un poco demasiado gaditano, y puede que mucho se sienta bastante perdido.

Desde pequeñito, y aunque a más de uno le parezca raro, mi agrupación favorita ha sido el coro (quizá la menos popular), desviviendome por el tango gaditano. Y haciendo una pasada rápida por las preeliminares, como viene siendo habitual, dos coros destacan sobre la mayoría: el coro de Kiko Zamora y Fali Pastrana (este año “Los Cañamaque) y el de Julio Pardo (que viene a llamarse “Cuando yo me pele”).

De pequeñito ha sido un fiel seguidor del coro de Julio Pardo, abrumado por su potencia, sus voces, su orquesta… pero hace años ya que mis preferencias pasaron al coro de Zamora y Pastrana (desde esos lejanos años de “Los últimos de Filipinas” y “La cuesta jabonería”). Es inconcebible que un coro de tamaña calidad cuente con tan pocos primeros premios en el concurso de agrupaciones (precisamente uno de ellos “La cuesta jabonería”) cuando está visto y revisto que hace muchos años que nos traen el mejor tango gaditano, que supuestamente es la esencia del coro.

Coros como “De Cai, Cai”, “El pajaro verde”, “Los entendíos del Racataplan” (im-pre-sio-nan-tes)… y la más sonada caida el año pasado con “La orquesta Cádiz”, desde mi punto de vista EL MEJOR coro que he escuchado en mi vida (y llevo siguiendo a los coros desde que tenía 9 añitos allá por 1990). El desafortunado jurado en coros no pudo sino acogerse a la puntuación de preeliminares para regalarle el primer premio al de siempre (que la verdá es que traía un coro flojito flojito)… ¿como una agrupación que gana las puntuaciones de 2 semis y final por goleada puede quedarse sin el primer premio?. Una vergüenza.

Este año, como no, nos siguen trayendo el mejor tango del año… en oposición a Julio Pardo que definitivamente se ha decantado por tipos vistosos, grandes montajes, y exceso de palmitas y espectaculillos en el popurrí (que pena que un coro tan bueno pasé por una crisis tan grande con el de Julio, posiblemente acomodados por la avalancha de inmerecidos premios). El tango de “Los Cañamaque” impresionante, muy clásico y trabajado, y con unas letras muy muy fuertes tratandose de una sesión de preeliminares (quizá para empezar fuertes y recriminar el robo del año pasado)… el de “Cuando yo me pele” muy poderoso de voces (como siempre) pero muy pobre de letras (apenas se mojan).

¿Qué pasará este año?, ¿ganará el tango o ganará el puro y simple espectáculo?… yo me lo veo venir (y ojalá me equivoque). Y pá terminar y pal que quiera escucharlo, un fantástico tango del año pasado (Cadiz la del Sol y la Luna de “La orquesta Cádiz”), y los dos de “Los Cañamaque” de las preeliminares de este año, el primero que calló al rival y el segundo que desplumó a nuestro ¿querido? (ji hombre) ayuntamiento y Ondacadiz (vulgarmente conocida como TeleTeo o PpTv). Y pá reflexionar sobre el tango, la letra de parte del popurrí de “Los entendíos del racataplan” y el video del popurrí completo (¿A quién le gusta un popurrí de cooooorooooooo?).

Los tangos de nuestra querida tierra
son dignos de su memoria que el pueblo guarde.
Son ollas de la Tacita de Plata
con su salada alegria, primor de Cai.
Los tangos que dieron la vuelta al mundo
de aquel llorado maestro han de servir,
para que en este teatro no premien solo al popurrí.
No depende de tantos montajes, ni lo caros que sean los disfraces,
para que un coro sea el primero.
Pero aquí siempre los entendíos, to los años se forman un lío,
y no se acuerdan del tango que nos dejaron los viejos.
Si por esto no me llevo premio, desde aquí no me importa a mí.
Muero en el tango, tango de Cai, y no me importan los popurrí.
Muero en el tango, tango de Cai, y no me importan los popurrí.
¡Muero en el tango, tango de Cai, y no me importan los popurrí!.

<¡Y no me importan los popurrí!>