Encrucijada

<¿Cual es el camino correcto?>

En ciertos momentos de nuestra vida solemos encontrarnos con encrucijadas… no físicas, cruces de caminos reales que podemos pisar y recorrer (esos caminos son lo de menos)… sino circunstanciales, filosóficos, metafísicos… cruces de caminos en nuestra existencia que pueden influir de forma muy importante en nuestro futuro.

Hay una buena amiga que opina que me encuentro en una de esas encrucijadas (ella sigue un camino recto y dice que envidia mi encrucijada mientras yo la envidio a ella por no encontrarse inmovil decidiendo hacia donde dar el próximo paso). Segun ella se abren al menos hasta cinco caminos ante mí… aunque lo cierto es que, aunque fuera así, definitivamente dos de ellos apuntan definitivamente a mi norte (suele pasar).

Hay un camino corto, facil (no tanto pero de los más faciles)… no se a donde apunta pero puede llevar a mi norte (o no). Mi espiritú aventurero me insta a explorarlo… pero ay, que hay del resto de caminos… son más peligrosos pero algunos de ellos me intrigan más.

Hay un camino explorado en parte, pero la tormenta me obligó a volver atras (y ahora en la encrucijada hay más caminos que la última vez). Lleva a mi norte, de eso estoy seguro, pero es el más peligroso, largo, tortuoso… y si la tormenta me vuelve a obligar a volver atras puede que otros caminos hayan desaparecido. Mi intrépido corazón me dice que tome este camino… y la parte racional de mi cerebro me dice que no lo tome (al menos hasta que sea un poco más seguro).

Y también hay caminos laterales, de los que no estoy seguro de donde llevan… quizá a un acantilado del que saltar, a un bosque donde perderme, a una ciudad que explorar, o a un cartel de “camino cortado” (lo más seguro).

Un camino llano y atractivo (mucho), seguramente muy agradable de andar… pero con sorpresa.

Un camino que aparece y desaparece… como Avalon protegido por sus nieblas, seguramente el más hermoso pero el más esquivo.

Otro camino que se antoja fácil, pero posiblemente muy eventual… y que ciertamente puede andarse en otro momento.

Y senderos pequeñitos… que quien sabe a donde llevaran… puff.

Encontrarse en una encrucijada tiene sus ventajas… pero es dificil decidirse (y contra más piensas en ello más aún). ¿Qué tal vendarme los ojos y elegir uno al azar?.

Crossroad

<¿Alguien me consigue un mapa?>