principe-pirata

<Dos estilos… dos formas de ser…>

¿Pirata o Principe?… ambas palabras empiezan por “p” pero representan cualidades bien diferentes. Obviamente todo referido al terreno sentimental/sexual, ya que en nuestra sociedad actual repleta de leyes, normas éticas y morales, y carente de libertad no tenemos casi posibilidad alguna de comportarnos como principe o como pirata.

En el amor las chicas nos hacen creer desde pequeñas que buscan un principe, un caballero vestido de azul (nunca entendí el porque del “Principe Azul”), una persona que las trate con dulzura y amor, alguien sensible a la vez que aguerrido… y si viene con montura nívea (me refiero a blanca, no a la crema) mejor que mejor. Y precisamente cuando somos pequeños nos comportamos como piratas (o quiza como orcos)… no nos importan las chicas (y si nos importan llamamos su atención a base de insultos o tirones de pelo), así que ¡viva el saqueo!.

Cuando nos vamos haciendo mayores empezamos a interesarnos por esos seres misteriosos (de los que entendemos poco o nada) llamados chicas… cosas del desarrollo, la sexualidad y esas cosas. Ellas siguen haciendonos creer que buscan principes, y muchos entierran en un lugar recóndito su alma de pirata para transformarse en un seductor principito que pueda llegar a ellas. ¡Batacazo!… ellas dicen que buscan un principe pero se sienten irremediablemente atraidas por los piratas.

Con el paso del tiempo las chicas (o ya mujeres) se van dividiendo en dos grupos: Por un lado están las que siguen locas por los piratas… y por otro lado las que, aunque (no nos engañemos) siguen locas por los piratas, se dan cuenta de que les va conviniendo ya un principe en sus vidas. La mayoría de las del primer grupo acaban, más tarde o más temprano, pasandose al segundo.

Y ahora analizando mi caso personal… ¿yo que soy principe o pirata?. Pues sinceramente (y todo el que me conozca bien lo sabe), creo que ambas cosas. A veces principe y a veces pirata, y a veces una mezcla de los dos… llamemosló un principe pirata o algo así.

En principio se puede pensar “que suerte, si es las dos cosas lo tiene más facil”… ¡error fatal!. Son como dos personalidades que no puedo controlar, y que tienden a traicionarme para que siempre salgan las cosas mal. Desgraciadamente el pirata sale a relucir en presencia de las que buscan un principe… y el principe se despierta frente a las que buscan un pirata. Aquí pegaría una carita de confusión ¿verdad?.

¿Qué se le va a hacer?… habrá que aprender a controlar un poco a ese Principe pirata que es el termino medio entre ambos… seguramente sea el que tiene más futuro. O tambien podría, al conocer a una chica, preguntarle directamente “¿tu buscas principe o pirata?” (aunque creo que no funcionaria porque pienso que ellas realmente lo desconocen).

Jack & Will

<¿Y tú qué buscas?>