<Contradicción, al menos aparente, entre dos cosas o ideas>

Hay veces que me pesa la soledad, pero no quiero estar con nadie. Hay veces que tengo mucho que contar, pero sin ganas de contarselo a nadie. Hay veces que quiero gritar, pero mi cabeza me pide silencio. Hay veces que quiero correr y saltar, pero mi cuerpo me pide calma. Hay veces que quiero escribir, pero no me salen las palabras. Hay veces que quiero llorar, pero no me salen las lagrimas. Hay veces que quiero reir, pero nada me hace gracia. . Hay veces que necesito pensar, pero no me basta conmigo mismo. Hay veces que quiero huir, pero mis piernas no me responden. Hay veces que quiero sentir, pero me siento insensible… Hay veces que pienso que todo está perdido, pero aún me queda esperanza.

<¿Paradojas o sinsentidos?>