<Guybrush Threepwood, diario personal…
a veces cuando todo está en silencio aún oigos a los monos>

Parece que el rumbo de las cosas está cambiando un poco (a mejor) en las islas desde la última entrada en el Diario de Guybrush (allá por Enero). Sigo encontrandomé con malvados piratas (que siguen peleando como vacas) y algún que otro mono de tres cabezas… pero la barca que vagaba a la deriva por el caribe se ha transformado en un hermoso barco pirata (¿lo próximo será un galeón de tres mástiles?).

Muchos compañeros de aventuras desde entonces (algunos viejos conocidos y otros nuevos)… sobre todo uno (fiel compañero pirata). Ha sido un verano de tesoros enterrados en la arena, aguas transparentes, travesías entre las islas, algún encuentro inesperado en las cascadas del Iguazú [ ; ) ], y grog… ¡mucho grog!. ¿Qué más puede pedir un pirata?.

Y termina el verano y comienzan nuevas aventuras…

<The Pirate I was Mean’t to Be>