<La vida se encuentra en constante mudanza>

Más de un mes de ausencia no está ni mucho menos justificado por una mudanza, y menos aún por una mudanza tan simple como la que yo he vivido. No he cambiado de casa, sigo viviendo con la misma gente, no he viajado a ningun lugar perdido en medio del Pacífico… simplemente he cambiado de Pc.

Como bien decía en el post de descartes, a veces hay cosas que debemos reemplazar… y últimamente mi portatil era una de ellas. Técnicamente no se volvió obsoleto (ni mucho menos), sino que simplemente la electrónica de hoy en día está diseñada de forma que tengas que sustituirla cada vez más a menudo. Así es como funciona la política consumista de hoy en día.

Cambio de Pc y de estilo… abandonando el hoy de moda portatil y apostando por un sobremesa (más potente por menos billetes y más facil de reparar). Supongo que forma parte de mí ir en contra de las modas.

Lo cierto es que después de muchos años de portatil aún se me hace raro el tacto de un teclado (aunque traté de elegirlo lo más blando posible) y la visión del ciberespacio que ofrece mi tft de 19” (a veces aún me sale el gesto de cerrarlo hacia abajo como si de una pantalla de portatil se tratara).

Prometo adaptarme lo antes posible (muchas cosas ya a la lista de cosas a las que adaptarse), aunque el calor, la playita, y la Eurocopa (¡podemos!) me mantienen un poco más despegado de lo habitual del teclado y la pantalla.

<Mi coco también se encuentra de mudanzas… >